Auschwitz: Experimentos Médicos

Publicado: 21 febrero 2010 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

Experimentos Médicos


Varios de los setenta o más proyectos de investigación médica llevados a cabo por los nazis entre otoño de 1939 y primavera de 1945 tuvieron lugar en Auschwitz. Estos proyectos incluían experimentos realizados con seres humanos contra su voluntad, y se empleó al menos a siete mil personas, basándose en los documentos existentes y los testimonios personales; sin duda hubo muchos más que fueron utilizados sin que quede ningún documento o testimonio.

Unos doscientos médicos alemanes participaron en los experimentos de los campos de concentración, encargándose de las ‘Selektionen,’  los servicios médicos y la investigación. Mantuvieron lazos profesionales estrechos con el resto del colectivo médico de Alemania, y usaron las universidades e institutos de investigación de Alemania y Austria para su trabajo.

El Dr. Ernst Robert Grawitz, Oficial Médico Jefe de las SS, recibía todas las peticiones de autorización de un experimento, y pedía dos opiniones antes de presentárselas a Himmler con su recomendación.

Grawitz recurría al Dr. Karl Gebhardt, el médico personal de Himmler, para una opinión, y a Richard Glücks y Arthur Nebe para la otra. Después le pasaba su informe a Himmler, que tenía un gran interés en los experimentos y con frecuencia intervenía en su desarrollo.

Había tres grandes clases de experimentos. La Luftwaffe realizaba experimentos en Dachau (y otros sitios) sobre supervivencia y rescate, incluyendo investigaciones sobre los efectos de la gran altitud, las bajas temperaturas y la ingestión de agua de mar.

El tratamiento médico era la segunda clase, y tenía que ver con la investigación en el tratamiento de heridas de guerra, ataques con gas, y la formulación de agentes inmunizadores para tratar enfermedades contagiosas y epidemias.

Finalmente, había una tercera clase de experimentos raciales, incluyendo la investigación sobre enanos y gemelos, la investigación serológica y el estudio del esqueleto. Es esta clase de horrores la que nos devuelve a Auschwitz. (Encyclopedia, Vol. 3, 957-958)

Durante su interrogatorio a Adolf Eichmann, el capitán de la policía israelí Avner Less habló de la complicidad de Eichmann en proyectos de ‘investigación’ médica que habían sido aprobados por el  Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, y le leyó cuatro documentos. Lo que viene a continuación es el texto del interrogatorio de Less en ese punto…

LESS: tengo algunas copias de documentos que fueron presentados en el primer juicio por crímenes de guerra de Nuremberg, el juicio a los médicos. El remitente de esta carta es el gerente económico de Ahnenerbe. Se la leeré.

“Berlín, 2 de noviembre de 1942. Secreto. Al Obersturmbannführer de las SS Dr. Brandt. Querido Camarada Brandt: Como usted sabe, el Reichsführer de las SS ordenó hace un tiempo que se proporcionara al Hauptsturmführer de las SS Prof. Dr. Hirt todo lo que necesite para sus investigaciones. Para llevar a cabo ciertas investigaciones antropológicas – ya he informado al Reichsführer de las SS de este asunto – se necesitan 150 esqueletos de prisioneros o judíos, y el campo de concentración de Auschwitz es el que ha de proporcionarlos”. Etc. etc. Está firmada: “Con saludos de camaradería, Heil Hitler, Suyo atentamente, Sievers.”

El segundo documento es un informe realizado por este Profesor Hirt. “Respuesta a: Suministro de cráneos de comisarios judeobolcheviques para su estudio científico en la Universidad de Estrasburgo”. Cito:

“Se dispone de amplias colecciones de cráneos de casi todas las razas. Sólamente en el caso de los judíos no hay suficientes cráneos disponibles para la ciencia como para que el trabajo con ellos permita llegar a conclusiones seguras. La guerra en el Este nos ofrece ahora la oportunidad de resolver esta deficiencia. Con los comisarios judeobolcheviques, que pertenecen a un repulsivo y característico tipo de subhumano, tenemos la posibilidad de elaborar un documento científico fiable al hacernos con sus cráneos.El método más suave y expeditivo de obtener y asegurar esta provisión de cráneos sería ordenar a la Wehrmacht que entregue inmediatamente a la policía militar a todos los comisarios judeobolcheviques que capture. La persona encargada de vigilar este material (un joven médico o estudiante de Medicina que pertenezca a la Werhmacht, o mejor aún a la policía militar) ha de preparar una serie previamente especificada de fotografías y mediciones antropológicas.

Tras la muerte inducida del judío, cuya cabeza ha de quedar intacta y sin heridas, separará la cabeza del tronco y la enviará, sumergida en algún líquido de conservación en botes bien sellados hechos especialmente para este fin, a la dirección indicada.”

Y ahora el siguiente documento. Una carta con fecha del 21 de junio de 1943. De Ahnenerbe. Alto Secreto.

“Al Cuartel General de la Seguridad del Reich IVB4, A la Atención de: Obersturmführer de las SS Eichmann. Respuesta a: Recopilación de esqueletos.En referencia a su carta del 25 de septiembre de 1942, y a las consultas hechas desde entonces sobre el asunto mencionado, queremos informarle de que el Dr. Bruno Beger, nuestro miembro del personal a cargo de la misión especial mencionada, abandonó su trabajo en el campo de concentración de Auschwitz el 15 de junio de 1943 debido al peligro de epidemia. En total, se procesó a 115 personas: 79 hombres judíos, 2 polacos, 4 centroasiáticos y 30 mujeres judías.

Estos prisioneros han sido enviados, separados hombres y mujeres, a los barracones de enfermos del campo de concentración y puestos en cuarentena. Para el siguiente paso del proceso de estas personas seleccionadas, sería de desear su inmediato traslado al campo de concentración de Natzweiler, y esto debería hacerse lo antes posible en vista del peligro de infección en Auschwitz. Se incluye una lista de las personas seleccionadas. Se le solicita que envíe las instrucciones pertinentes.”

Y a continuación, el último documento.

“Mando del Personal del Reichsführer de las SS, Cuartel General de Campaña, 6 de noviembre de 1942. Secreto. Al Cuartel General de la Seguridad del Reich IVB4. A la Atención de: Obersturmführer de las SS Eichmann. El Reichsführer de las SS ha ordenado que el Dr. Hirt, director del Departamento de Anatomía de Estrasburgo, reciba todo lo que necesite para sus investigaciones. En nombre del Reichsführer de las SS, le pido por tanto que ayude a la elaboración de la proyectada colección de esqueletos. Obersturmbannführer de las SS Brandt.” (von Lang, 169-171)

Queda así clara la absoluta complicidad del gobierno alemán en los crímenes cometidos en Auschwitz bajo el disfraz de “investigación médica”, con una serie encadenada de evidencias que lleva hasta Himmler.


comentarios
  1. Muy buena la pagina , sigue asi.

    Te mandamos un gran abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s